Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Aumenta la presión sobre Unidas Podemos

6
- +
06/09/2019 05:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La posibilidad de unas nuevas elecciones se adivina en lontananza, máxime cuando no parece nada claro que el PSOE Y Unidas Podemos lleguen a un acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez que mientras tanto intenta urdir un acuerdo con otras formaciones políticas

Y sobre todo por los partidos nacionalistas catalanes y vascos que con sus comparecencias en dónde piden explicaciones a los de Iglesias por no avenirse a formar un gobierno de progreso con el PSOE.

Es una de las últimas bazas que puede jugar el partido que dirige Pedro Sánchez, para lograr que este tenga el suficiente número de apoyos de cara a su investidura como presidente del Gobierno.

A pesar de ello el desánimo cunde entre las filas socialistas que solo ven una posibilidad de acuerdo si la cúpula «morada» obliga a Pablo Iglesias a buscar un acuerdo.

Un callejón sin salida, o casi

Sin los apoyos suficientes para lograr que un candidato socialista sea investido como presidente del Gobierno, el desánimo cunde en Ferraz, la sede federal del partido político que fundase Pablo Iglesias Posse.

Incluso el propio interesado, nos referimos a Pedro Sánchez, no ha descartado que haya que volver a llamar a las urnas a los españoles, con lo que nos encontraríamos – solo hay que preguntar a nuestros familiares y amigos – con que muchos no irían a votar.

De todos modos, el PSOE lo apuesta todo a las disensiones entre los partidos, colectivos y corrientes internas que hay dentro de Unidas Podemos, que podría «inclinar la balanza» hacia algún tipo de acuerdo con el partido del que forma parte José Luis Ábalos.

Sin embargo, por la «cultura» de partido que existe en la formación política heredera directa de las movilizaciones del 15 – M, la decisión solo será una, por mucho debate que haya por detrás sobre la conveniencia de acodar con el PSOE.

Un dato que llama al optimismo en Ferraz es que en este proceso negociador no solo hay representantes de la formación morada, sino que también forman parte de la mesa de negociación representantes de IU y de las confluencias.

Los votos favorables de los 42 diputados de Unidas Podemos son esenciales para que Sánchez sea el próximo presidente del Gobierno, más allá de que el día después de la investidura, seguirá necesitando esos votos para gobernar.

Negociaciones a varias bandas

Mientras se abre el «melón» negociador con el partido al que pertenece Juan Carlos Monedero, desde el PSOE se inician conversaciones con otras formaciones políticas cuya concurrencia es necesaria para que la investidura «llegue a buen puerto».

De hecho, partidos nacionalistas, como ERC y el PNV han pedido a las dos principales formaciones de la izquierda parlamentaria que hagan un esfuerzo por hilvanar un acuerdo duque permita un gobierno estable.

ERC dará sus votos

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, reinventado como comedido portavoz parlamentario de la formación independentista, ha expresado la esperanza de que finalmente se logre un acuerdo.

Al mismo tiempo también ha informado que un hipotético gobierno, de coalición o mediante cualquier otra fórmula política, contaría con el apoyo de los 15 escaños del Grupo Republicano.

Esperar y ver: lo único claro es que sus señorías no apoyan la investidura antes del día 23 de septiembre, nos veríamos avocados a unas nuevas elecciones generales

Rufián ha «cargado las tintas» contra el líder de la formación morada, acusándole veladamente de ser el principal escollo para un gobierno de progreso en España, y al mismo tiempo le ha acusado de tener la piel muy «fina».

Contactos con el PNV

Mientras tanto Pedro Sánchez sigue en su labor incansable para lograr los suficientes apoyos para lograr su posible investidura como presidente del Gobierno.

El último encuentro negociador ha sido con el máximo representante del PNV, su presidente Andoni Ortuzar, y también con el portavoz del grupo parlamentario de la formación jeltzale, Aitor Esteban.

En declaraciones públicas en la sede socialista de Ferraz, después de la reunión, el que fuera director de EiTB, ha persuadido a los medios de que el PNV no será un obstáculo para la investidura y para la formación de un nuevo gobierno.

De cualquier modo, Ortuzar quiso dejar bien claro que, aunque Pedro Sánchez le ha trasladado que quiere formar un nuevo gobierno como presidente, una cosa son los deseos y otros las realidades.

De cualquiera de las maneras, desde el PNV se elevan preces para que se logre un gobierno, cualquiera que sea la fórmula política, entre PSOE y UP, que de estabilidad, política y de todo tipo, a España.

Parabienes de parte de Revilla

El posible presidente de gobierno in pectore también se ha reunido con el máximo dirigente del Partido Regionalista Cántabro, Miguel Ángel Revilla, el único partido que dio su voto favorable en la anterior sesión fallida de investidura.

Miguel Ángel Revilla, con quien Sánchez mantiene una solida amistad, más allá de la política, se ha deseado lo mejor para la próxima sesión de investidura, en caso de que se produjese, y también desea que haya a la mayor brevedad un gobierno en la Moncloa.

Quid pro quo

Desde la sede federal del PSOE, en el número 70 de la calle Ferraz, se tiene claro que en caso de lograr los apoyos para que el líder de su formación política salga elegido presidente del Gobierno, eso no va a ser gratis.

Inclusive, ahora que estamos en «tiempo de descuento», y con la espada de Damocles de unas nuevas elecciones, es posible que Sánchez tenga reservados a los negociadores de Unidas Podemos, un «golpe de efecto» para deshacer el nudo gordiano que hay planteado.

Política ficción

Dentro del enorme grupo de politólogos que llenan los platós de televisión y los estudios de radio, a alguien se le ha ocurrido que pudiera darse la posibilidad de que Pablo Iglesias Posse optase por dar «gratis» los votos de su formación política.

Evidentemente desde la cúpula del PSOE, ha sido el propio Secretario de Organización, José Luis Ábalos, el que ha negado tajantemente esa posibilidad, y además ha vuelto a poner sobre la mesa que, además de lograr la investidura, el partido al que pertenece necesita apoyos durante toda la legislatura.

Esperar y ver

De cualquier modo, ni un augur avezado podría decirnos lo que va a suceder, debido a que el número de escenarios políticos posibles son tantos que sería necesario auxiliarse de la inteligencia artificial para saber cuál sería el resultado.

Esperar y ver: lo único claro es que sus señorías no apoyan la investidura antes del día 23 de septiembre, nos veríamos avocados a unas nuevas elecciones generales, y sería el quinto proceso electoral en menos de dos años.

Fuente - el diario / El Confidencial


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (192 noticias)
Visitas:
36
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Políticos
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.