Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Burguer Donald-Kim

14/06/2018 07:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La cumbre se Singapur entre Donald Trump y Kim Jong-un, en un lujoso hotel, es la más viva muestra de dos estilos espectaculares, cargados de simbolismo y escasas palabras que al final termina con un intercambio de autógrafos entre estrellas

La prensa occidental se ha desvivido en señalar antes de la Cumbre, el éxito de la diplomacia norteamericana y especialmente el papel de Donald Trump, al que ahora están proponiendo para el Premio Nobel de la Paz, en una clara y vergonzosa lamida de trasero.

A lo que el mismísimo Donald Trump ha respondido alabando las cualidades del joven Kim Jong-un, dejando a un lado las anteriores descalificaciones y los insultos ya conocidos.

Trump ya le ha entregado un Ipad con un vídeo al más puro estilo de Hoollywood en el que se resalta el papel de ambos líderes a la hora de transformar la historia siguiendo su línea de ególatra fanfarrón y del que se han hecho eco los medios de comunicación norteamericanos.

Es significativo que el encuentro de Singapur se haya producido en un hotel de lujo propiedad de un empresario norteamericano y que sólo se firmara un documento que resume la voluntad de intenciones por ambos países en ausencia de otros miembros de sus gobiernos.

Las declaraciones de Trump, sin embargo fueron muy significativas cuando manifestó su deseo de ver pronto a sus tropas de regreso a casa, algo que parece preocupar más a Japón que a Corea del Sur y que indudablemente hace suponer que el papel de China ha sido fundamental a la hora de alcanzar un acuerdo con Corea del Norte, ya que es el primer interesado en la retirada de tropas norteamericanas de sus fronteras.

La cumbre ha servido para anunciar sendas visitas de ambos mandatarios a sus respectivos países y sobre todo, para rebajar el tono de las descalificaciones permanentes de los medios occidentales hacia el régimen de Corea del Norte, al que ya se da por hecho que le serán suspendidas las sanciones económicas –de escasa repercusión- y el inicio de una nueva era en las relaciones con Pyongyang.

Prueba de ello es el anuncio de una Cumbre entre Japón y Corea del Norte probablemente en Agosto o Septiembre, algo que no es nuevo ya que ambos países ya celebraron encuentros al más alto nivel en los años 2002 y 2004, pero que en esta ocasión podría coincidir con la mediación de Rusia y la participación de Corea del Norte y Japón en el Foro Económico Oriental, que tendrá lugar en la ciudad rusa de Vladivostok.

La Cumbre de Singapur va camino de un gran negocio para ambas partes: armas por mercados

Otra de las declaraciones significativas de Donald Trump ha sido la referencia a la riqueza en materias primas y la abundante mano de obra cualificada de Corea del Norte, lo que deja entrever el verdadero interés de las empresas norteamericanas en el acuerdo con Pyongyang.

Rusia no ha esperado a que transcurran 24 horas para solicitar a la ONU la suspensión de sanciones económicas a Corea del Norte, algo comprensible si tenemos en cuenta que Rusia y China son sus principales exportadores e importadores, los que alimentan realmente la existencia del país oriental.

Donald Trump quiso dejar claro su mensaje cuando habló de terminar con los juegos de guerra, algo que han entendido todos claramente como el fin de las maniobras conjuntas del ejército norteamericano y el ejército de Corea del Sur y uno de los caballos de batalla de Kim Jong-un, que ve realizados los sueños que no alcanzaron su abuelo y su padre.

Donald Trump, presentará los acuerdos como una significativa reducción del gasto militar y la conquista de nuevos mercados en la frontera de sus dos grandes competidores (Rusia y China), amén de colgarse las medallas de haber sido el presidente pacificador que frenó en seco la carrera nuclear de Corea del Norte, poniendo fin a un peligro creciente en el lejano Oriente, donde cada vez es más reducida la influencia norteamericana.

Ahora está por ver cuánto tarda McDonald’s en instalarse en las avenidas de la grandiosa Pyongyang.

 

@ordosgonzalo

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1231 noticias)
Visitas:
2905
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.