Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Adolfo Sabina escriba una noticia?

Cardo santo

13/09/2012 12:17
0

Cardo Santo (Cnicus benedictus L.)

Catalán: card sant, Gallego-Portugués : cardo santo, Vasco: txori kardu, Inglés: St. Benedict's thistle, blessed thistle, holy thistle, spotted thistle, bitter thistle, bitterweed, Alemán: Benediktenkraut, Francés: Chardon bénit.

Otros nombres : cardo bendito, cardo blanco, cardo de San Benedicto, cardo-huso áspero, cardo moteado, centaurea bendita, centaurea sudorífica, centaurea vellosa, panicardo, tangarnina, zorrina, calcitrapa lanosilla.

Familia: Asteráceas, Compuestas (Asteraceae, Compositae).

Partes usadas: Los tallos, los capítulos florales y las hojas.

image Cardo Santo (Cnicus benedictus).

Hábitat: El cardo santo es una planta de origen europeo (desde el norte de Portugal hasta el sur de Francia) y del este de Irán. Puede encontrarse en otras partes del mundo, incluyendo E.E.U.U., donde ha sido introducida y es considerada generalmente como una mala hierba. El cardo santo se halla en terrenos áridos, secos y pedregosos, márgenes de cultivos, orillas de caminos, lugares abandonados, viñedos y olivares.

image Cnicus benedictus, descripción.

Descripción: El cardo santo es una planta anual de tallo y hojas vellosas que alcanza de 20 a 60 cm de altura.

Tiene una raíz fibrosa de color blanquecino de la que surgen tallos gruesos y rojizas.

Presenta hojas grandes (hasta 30 cm de longitud y 8 cm de ancho), de color verde pálido, de sabor muy amargo, provistas de espinas, siendo las inferiores pecioladas y las superiores sésiles (desprovistas de peciolo).

Las hojas se hallan replegadas sobre el tallo, mostrando el envés que presenta una nerviación considerable.

La floración se produce entre primavera y verano.

Presenta normalmente una sola inflorescencia o capítulo floral de color amarillo por tallo, aunque como el tallo se puede dividir, en ese caso se presentan tantas inflorescencias como divisiones.

Los capítulos florales, de 3 a 4 cm de diámetro, se hallan rodeados de numerosas brácteas espinosas rojizas. Los frutos son aquenios provistos de vilano (estructura algodonosa que facilita el transporte de la semilla con el viento). La reproducción se efectúa por medio de semillas o por división de mata.

El cardo santo entra en la formulación de las bebidas aperitivas denominadas "bitter".

Recolección: La recolección del cardo santo se realiza antes de que se produzca la floración o al principio de ésta. Es preferible recoger únicamente los extremos de la planta, ya que éstos son más tiernos que los tallos. Las partes recogidas se secan en lugar bien aireado y a la sombra.

Componentes: Los componentes más importantes presentes en el cardo santo son:

  • Lactonas sesquiterpénicas del tipo germacranólido: cnidina, acompañada de benedictina.
  • Flavonoides: glucósidos del apigenol, luteol y kenferol.
  • Trazas de aceite esencial: constituyentes triterpénicos y esteroídicos.
  • Taninos.
  • Abundantes sales minerales (10 a 20%).
  • Trazas de alcaloides, en los frutos.
  • Resina.
  • Mucíligo.

image Hojas de cardo santo.

Propiedades terapéuticas: Las principales propiedades terapéuticas del cardo santo son:

  • La cnidina es una sustancia amarga con acción aperitiva, eupéptica, antibiótica, diurética, febrífuga, antiinflamatoria e hipoglucemiante.
  • El aceite esencial tiene propiedades bacteriostáticas y antifúngicas.
  • Los flavonoides presentan una acción diurética.
Por lo que las aplicaciones más importantes del cardo santo en fitoterapia son:

  • Popularmente se emplea en especial para el tratamiento de la inapetencia y las dispepsias hiposecretoras.
  • También en diabetes ligeras y estados en los que se requiera un aumento de la diuresis: afecciones genitourinarias (cistitis, ureteritis, uretritis, pielonefritis -inflamación conjunta del riñón y la pelvis renal-, oliguria -escasa producción de orina-, urolitiasis -cálculos en cualquier parte del aparato urinario-), hiperazotemia (abundancia de sustancias nitrogenadas en la sangre), hiperuricemia (aumento de la concentración del ácido úrico en sangre), gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos.

image Flor de cardo santo.

Modo de preparación:

  • Decocción: 10 g/l. Infundir 10 minutos, 1 taza antes de las comidas como aperitivo, o después, como eupéptico.
  • Macerado (20 g/l.), una a tres tazas al día.
  • Extracto fluido (1:1): 30 gotas, una a tres veces al día.
  • Tintura (1:10): 50 gotas, una a tres veces al día.

image Frutos de cardo santo.

Contraindicaciones y precauciones:

  • Contraindicado en caso de embarazo o lactancia y en niños.
  • No prescribir formas de dosificación con contenido alcohólico a niños menores de dos años ni a personas en proceso de deshabituación etílica
  • Dosis excesivas pueden originar irritación de las mucosas digestivas, con vómitos y diarreas violentas. Estos efectos pueden presentarse incluso con dosis de 100 a 300 mg (Mulet, 1997). Dada su toxicidad, está en desuso como antipirético.
  • Tener en cuenta el contenido alcohólico del extracto fluido y de la tintura.
  • Cuando se prescriba a diabéticos, se deberá controlar la glucemia para ajustar, si es necesario, las dosis de insulina o de antidiabéticos orales.

image Semillas de cardo santo.

Referencias:

  • http://www.hipernatural.com/es/pltcardo_bendito.html
  • http://www.ecoaldea.com/plmd/cardo_bendito.htm
  • http://es.wikipedia.org/wiki/Cnicus_benedictus
  • http://plantas-medicinales.servidor-alicante.com/plantas/cardo_santo
  • http://urandia.blogspot.com.es/2011/08/las-hierbas-y-plantas-de-marte-ii-segun_24.html
  • http://www.linneo.net/plut/
  • Colegio Oficial de Farmacéuticos de Bizkaia, "Vademecum de Prescripción de Plantas Medicinales. Fitoterapia" Editorial Masson CD version 1998.
  • Benigni, R; Capra, C; Cattorini, P. Piante Medicinali. Chimica, Farmacologia e Terapia. Milano: Inverni & Della Beffa, 1962, pp. 253-4.
  • Bézanger-Beauquesne, L; Pinkas, M; Torck, M. Les Plantes dans la Therapeutique Moderne. 2ª. Paris: Maloine, 1986, p. 158.
  • Bézanger-Beauquesne, L; Pinkas, M; Torck, M; Trotin, F. Plantes Médicinales des Regions Tempérées. Paris: Maloine, 1980, pp. 393-4.
  • British Herbal Pharmacopoeia. Vol. I. Bournemouth, Dorset: British Herbal Medical Association, 1990, pp. 57-8.
  • Bruneton, J. Elementos de Fitoquímica y Farmacognosia. Zaragoza: Acribia, 1991, p. 287.
  • Fernández, M; Nieto, A. Plantas Medicinales. Pamplona: Ediciones Universidad de Navarra, 1982, p. 63.
  • Mulet, L. Flora tóxica de la Comunidad Valenciana. Castellón: Diputación Provincial, 1997, p. 139.
  • Paris, RR; Moyse, M. Précis de Matière Médicale. Tome III. Paris: Masson, 1971, p. 428.
  • Samuelsson, G. Drugs of Natural Origin. A Textbook of Pharmacognosy. Stockholm: Swedish Pharmaceutical Press, 1992, p. 160.
  • Van Hellemont, J. Compendium de Phytotherapie. Bruxelles: Association Pharmaceutique Belge, 1986, pp. 107-8.
  • Wichtl, M. Herbal Drugs and Phytopharmaceutical. A Handbook for Practice on a Scientific basis. Stuttgart: Medpharm Scientific Publishers, 1994, pp. 153-4.

    Comentarios

    No hay comentarios, se el primero en