Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edwin Velazquez escriba una noticia?

Coleccionismo: Lujo o inversión

1
- +
04/07/2018 18:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Wilhelm Van Haecht, Cabinet de collectionneur avec Apelle peignant Campaspe, 1630

Por: Prof. Nilda Rosario, M. Ed., Artista Plástico ©

Al pensar en el coleccionismo, se debe comprender que éste es una afición por agrupar y arreglar objetos de determinada categoría. En tal caso, se refiere aquí al arte. Coleccionar arte en Puerto Rico es difícil de definir. Muchos adquisitores de arte lo hacen pensando en la manera en la cual van a combinar ese arte con la decoración de su hogar. Si éste fuese el caso, hasta qué punto hay seriedad en el proceso de coleccionar? El proceso de coleccionar arte debe ir más allá de meramente combinar con la decoración del hogar.

Si bien se considera el arte con una finalidad estética, se debe tomar en consideración que también conlleva una finalidad comunicativa y de gran responsabilidad. El arte forma parte y es componente de la cultura. Amerita considerar que el arte comienza a partir de la aparición del homo sapiens o ser humano, y que en su inicio tenía ua finalidad ritual, mágico y religiosa. Ejemplo de ello lo encontramos en las Cuevas de Altamira, España, cuyas paredes están impregnadas de pictogramas que declaran las necesidades del hombre para tener una caza fructífera, por indicar un ejemplo, y a través de los mismos se aprecia esa petición. Y no hay que ir tan lejos, en las manifestaciones de los arcaicos, igneri y taínos en Puerto Rico se encuentra ese arte manifestados en pictogramas, petroglifos y otros artefactos, que según el desarrollo de su cultura se van convirtiendo en diferentes manifestaciones históricas y artísticas.

Willem van Haecht, La Galerie de Cornelis van der Geest à Anvers , 1628, Anvers, Rubenshuis.

Según el hombre pasa por una evolución es que surge entonces el aspecto estético, su función social, pedagógica u ornamental. En muchos casos, en la actualidad se designa el arte a cualquier actividad humana que se realiza con esmero y dedicación. El mismo sigue un conjunto de reglas necesarias para que se desarrolle esa actividad de una manera óptima. Tomando así en cuenta que la actividad creativa tiene como resultado una serie de objetos que son singulares. Éstos no sólo son de corte estético, sino además comunicativa y con un propósito educativo y reflexivo por demás. Según Tomás de Aquino, se debe considerar al arte como un acto de ordenamiento de la razón. Además, No se debe perder de perspectiva lo que establece Dverák y Schiller, el arte tiene estilo propio y establece su propia regla.

Fichier:David Teniers II (1610?1690) - Archduke Leopold Wilhelm and the artist in the archducal picture gallery in Brussels (1653)

El coleccionismo conlleva una serie de etapas para aquel que opta por esta actividad humana. La primera etapa conocida como el hallazgo y enamoramiento visual, que constituye el deseo absoluto de poseer ese objeto. Aquí entra en juego e influye grandemente la estética y funcionalidad de la obra y se toma en consideración la carga emocional que establece ese objeto con su futuro adquisitor. Luego procede una revisión exhaustiva del mismo para verificar su autenticidad. Como bien establece un prominente coleccionista sureño, hay que investigar ese objeto. Conocer la trayectoria de su creador, y cómo llega a la producción del mismo, es una pieza clave para autenificar dicho trabajo; aunque en muchas de los casos la motivación inicial esté intrínsecamente ligada a aspectos de la personalidad del coleccionista. Y ya completadas las primeras dos fases del ciclo, entonces se procede a la tercera que representa la toma de decisión del coleccionista para adquirir la pieza objeto de su gusto. Establece el tasador e historiador del arte francés, Maurice Rheims que: "El coleccionista debe tener olfato de cazador, alma de policía, la objetividad de un historiador y la prudencia de un tratante de caballos".

Pannini, Giovanni Paolo - Gallery of Views of Modern Rome - 1759.

Es importante considerar como establece el coleccionista sureño que más allá de adquirir una pieza por lujo, el coleccionar arte es una inversión. Con una colección de sobre 750 obras y valoración en más de un millón de dólares; es necesaria según él adquirir piezas que demuestren calidad, impacto cultural, y que puedan tener un futuro en el mercado. El coleccionismo es y constituye un arte para adquirir arte. Puerto Rico tiene el reto y necesidad con gran urgencia de desarrollar en el mercado y la fase económica un área de importancia al coleccionismo serio porque más allá de ser un lujo, es una inversión.


Sobre esta noticia

Autor:
Edwin Velazquez (300 noticias)
Fuente:
artnewspr.blogspot.com
Visitas:
29
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.