Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Danzarinas del hambre tuerzan a Venezuela

24/12/2017 22:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El agujero negro, es el punto de entrada a nuevas verdades

Fuente Literaria/ Relatos de Ciencia- Ficción II- 24

Mis brazos y piernas se encuentran tensos y rígidos, ser viudo y alienígena no es cualquier cosa, nos damos cuenta de todo, por lo general me paralizo o, simplemente me encuentro en shok. Generalmente, hablo conmigo mismo y, los recuerdos se suscitan una tras otro. Hace poco, comí sobre el pie de la montaña, viendo la estrella de Belén y, allá en la Tierra se anuncia la navidad.

Que olor a tierra. Poco, me gusta enredarme con mis pensamientos y solo le dejo a la imaginación, pocas ideas lógicas. Quiero y pienso, pero, no tengo donde ir. Aldana, me dejo con los fantasmas en su ciudad natal, le tuvo miedo a las dos muertas.

Nunca pensé que me enfrentaría a mi viudez y, en vez de paz, tengo luchas que resultan desesperantes, son revuelos desesperantes y, debo escapar muy al amanecer para ver estos momentos de realidades.

Ya mi país, en la Tierra, llamada Venezuela se encuentra en Default y compañías que le prestaron dinero quieren embargarlas por carencia de pagos. No hay combustibles y, prefiero estar en este planeta que cruzar el agujero negro y viajar hacia el horizonte perdido, el espacio sideral. Por fin, el ex presidente Alberto Fujimori se encuentra en su casa, se le otorgó un indulto y, debió ejecutarse hace dos años aproximadamente.

Ayer estaba preocupada por los próximos finales de la facultad, ahora solo pienso cómo huir de aquí. La verdad es que no comprendo como de un minuto al otro tu vida puede dar un giro repentino de 180 grados. Revuelvo de nuevo entre mis recuerdos más recientes y hasta hace unas horas me encontraba almorzando con mi familia, y en estos momentos sólo quiero lograr escapar. Pienso y quiero. Quiero y pienso. ¿Pensar lo que quiero? ¿O querer lo que pienso? Nunca pensé y quise al mismo tiempo algo tan latente y desesperante ¡Qué feo se siente!

Pienso en moverme. Quiero moverme. Me concentro. De a poco muevo algunos dedos. Estoy completamente encerrado en este planeta, mientras mi pueblo padece de hambre por culpa de un dictador, me he quedado sin aire

No respiro. En mi último respiro. Pienso y quiero vivir, tengo una vida por delante, metas que aún no cumplí.

Ya grité auxilio, con todas las fuerzas, sesenta y siete veces. Una por cada año que llevo de vida. Nadie me responde, nadie me escucha. Mi propio grito aturde mis oídos, esta vez, en el grito número veintitrés, oficialmente me escucharan.

-¿Dónde estoy?

Lo pensé para mí mismo y casi sin darme cuenta lo dije en voz alta.

-Todo va a estar bien. Me respondieron.

Todavía siento frío en mi cuerpo, y el olor a tierra impregnado en mi nariz.

-Perdiste el conocimiento por 5 minutos, te golpeaste al parecer muy fuerte, .

Cinco minutos, y yo que creía haber estado horas jugando al azar con mi vida. Ahora sólo pienso y quiero, que la gente piense y quiera vivir.

Cántaros se esconden en el espacio

Este planeta, es frio y posee torrenteras de agua. Busco la montaña para descansar con mi tripulación.

Ya, Thais América no viaja conmigo, siempre me servía el agua y comida, no le aceptaba nada a nadie de regalo o obsequio, todo, debía pasar por sus manos. En una oportunidad, un famoso pastor protestante le dijo que yo era un demonio y, en la Iglesia evangélica me veían mal, solo que yo, era diferente. Fui, en mi época de estudiante preparado por norteamericanos, cubanos e ingleses, me hicieron estudiar cuatro años, los Vedas de La India, asustado, regalé cuatro cajas de libros religiosos sobre Krisna y los Vedas, traducidos por una Editorial norteamericana, ahora me hacen falta para compaginarlos con La Biblia, me interesa aprender sobre la teletransportación, entelequia y física cuántica. Para estudiar Filosofía Moderna con Adolfo Pérez Esquivel tuve que estudiar tres años matemáticas, nada es fácil.

Muy de mañana, La nave partió con un estampido hacia el espacio, en poco tiempo estaba sobrevolando Trinaxurr, con sus anillos casi transparentes y sus más de sesenta satélites orbitando a su alrededor. Tome muestras de tierra y piedras que me servirían para la clase de ciencia, eso sí, no podría decir en donde las recolectó. Isquél llevaba un animalejo que se asemejaba a un perro, con orejas largas de conejo y pico de pato que me causaron mucha risa.

En mi caso, siempre me acompaña un Cóndor, un animal de rapiña, muy característico de Los Andes.

Como dije, Thais América no me acompaña esta en el Tercer Cielo junto a la niña María Tovar, en urnas de cristal

Según le dijo era de un mundo más allá del sistema solar…

Me aterrorizan las guerras interespaciales, , me gustaría haber estado de vacaciones en mi casa de verano, el mes de diciembre no me gusta para nada, menos navidad.

Para vagar por el espacio con su amigo Isquél, Quazil solo necesita una nave bien reconstruida… y visitar mundos perdidos con sus reliquias por descubrir, los secretos del alma.

Abro los ojos y todo se encuentra oscuro. ¿Me quede ciego? Me siento encerrado, como si fuera una especie de jaula de madera. No logro moverme porque golpeo mi cabeza contra el techo de la nave, he entrado al agujero negro, sin darme cuenta.

El traje de astronauta me calzaba justo, me hubiese gustado sacarme fotos, pero no tenía sentido ¿Quién me creería?

¡Qué fea oscuridad, tan fría y húmeda! Me hace sentir indefenso, solitario, pequeño.

Me falta el aire, que suerte que no soy claustrofóbico, sino estaría en un grave problema

_Adiós Isquél.

. Bueno piensa como llegaste aquí Camila, piensa…pienso y no recuerdo nada. ¿Dónde estoy? ¡Dios santo! ¿Qué hice para merecer esto?

De repente, en la nave aparece una imagen de mujer, se teletransporto y, todos quedamos sorprendidos, su excusa es que en mi país, Venezuela, todo es un sentir triste y el populismo se hace presente con tikeras y aguardiente para alejarlos de la realidad, viene una confrontación de fuerzas bélicas por el control del poder y, el pueblo cayo en la trampa del neocolonialismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (511 noticias)
Visitas:
4065
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.