Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Diversidad

7
- +
07/07/2020 20:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un día te despertaste y descubriste que una terrible enfermedad hizo desaparecer a todos los habitantes de tu país, solo quedaste vos y toda tu familia

Desaparecieron los pobres, los ricos, los negros, los blancos, los prolijos y los desordenados que tiran papeles por todos lados. Desapareció la gente culta y refinada y también la que es ignorante y mal hablada. Los que son heterosexuales, los homosexuales, los que llevaban un pañuelo verde y los que ostentaban uno celeste.

No quedó ninguno que piense diferente, ni con ideas políticas de izquierda ni de derecha y mucho menos del centro. Tampoco quedaron los que gustan de la música folclórica, ni los que se deleitan con cumbias, ni los del Rock, ni la clásica ni el pop.

Solo quedaste tú y tu familia. 

Por un momento quizás pensaste que serías la persona más feliz del planeta porque al fin nadie podrá molestarte con ideas raras, ni contaminación, música molesta y todas esas cosas que en el día a día aborreces de los demás.

Miras a tu alrededor y ves que todo tu país es tuyo. Eres el único ciudadano junto con tu familia que habitan la tierra y por ende hasta puedes dictar las leyes y administrar lo que te parece más conveniente. 

Al fin eres rey y se terminaron las quejas, no quedaron ninguno de todos aquellos que te causaban molestias, ni siquiera los extranjeros, ni aquellas etnias que te irritaban tanto.  

Vives un tiempo así y te instalas en las mejores casas porque eres dueño de todo y puedes elegir lo que más te guste.

Pero al pasar un tiempo prudencial te vuelves a despertar rodeado de mucha gente extraña, no los conoces y son muy diferentes a ti. Te hablan en un idioma que no entiendes, pero por sus gestos te terminas dando cuenta que tu país esta siendo sitiado por extranjeros cuyas armas mortales te apuntan a ti y a tu familia y te desalojan dejándote en la calle.

De a poco te vas dando cuenta que ¡tan necesarios eran todos! cada uno con sus defectos y virtudes. Con sus diferentes costumbres y opiniones. Los lindos, los feos, los altos y bajos. Los gordos y flacos, rubios y pelirrojos, negros y achinados. Todos los que formamos esta gran Nación que hacen posible nuestra soberanía en la cual todos son indispensables.

 

Carlos Polleé 


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (760 noticias)
Visitas:
23
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.