Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vanessa Lara Silva escriba una noticia?

Elton John, una historia de excesos y adicciones

06/10/2018 03:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Inmerso en su gira de despedida, el cantante británico produce un ‘biopic’ sin censura sobre su viaje al éxito

E

Cuando hace siete años se anunció que existía un proyecto de biopicsobre Elton John, él mismo afirmó que su candidato número uno para ponerse en sus zapatos (de plataforma) era Justin Timberlake. Al fin y al cabo, este ya había interpretado a un joven Elton, de forma más que creíble, en el videoclip de This Train Don't Stop There Anymore. Timberlake nunca llegó a involucrarse, pero durante un tiempo el elegido fue Tom Hardy, aunque también acabó desvinculándose. En 2017 se hizo con el papel Taron Egerton, protagonista de la saga de espías Kingsman, dirigida por Matthew Vaughn (que es uno de los productores de Rocketman) y en cuya secuela, Kingsman: el círculo de oro, el propio Elton John hizo un cameo. Todo queda en casa.

La llegada de sus hijos, Zachary y Elijah, nacidos por gestación subrogada en 2010 y 2013, parece haber suavizado su carácter (también tiene diez ahijados, entre ellos Brooklyn y Romeo Beckham). Lo ha admitido incluso David Furnish, su marido desde 2014 –aunque llevan juntos desde 1993–. Considerado por muchos un portavoz de la comunidad gay (hasta Vladimir Putin lo llamó para emplazarle a una cita para hablar de los derechos LGTB), lo cierto es que el cantante no se declaró homosexual hasta 1988, justo después de que se rompiera su breve matrimonio con la ingeniera de sonido Renate Blauel. “Quería ser un buen marido sobre todas las cosas, pero al negar quién era realmente le causé tristeza a mi esposa, y una enorme culpa y arrepentimiento a mí mismo”, escribió hace unos meses en Instagram, donde acumula más de un millón de seguidores.

Inmerso en su gira de despedida, el cantante británico produce un ‘biopic’ sin censura sobre su viaje al éxito

A principios de los 90, Elton John hizo de la lucha contra el sida su causa. Después de las muertes de Ryan White —un adolescente de Indiana que contrajo el virus en una transfusión y fue cruelmente discriminado— y Freddie Mercury, en 1992 estableció su fundación, que hasta la fecha ha recaudado más de 400 millones de dólares gracias a eventos como sus épicas fiestas en los Oscars o el White Tie & Tiara Ball que solía celebrar en su mansión de Windsor. Un empeño que compartió con la princesa Diana, la amiga que lo consoló en el funeral de Gianni Versace y que moriría, también trágicamente, pocas semanas después (2.500 millones de personas vieron a Elton John interpretar Candle in the Winden su funeral por televisión). La relación con los hijos de Diana sigue siendo estrecha (John y Furnish acudieron a las bodas de Guillermo y Enrique de Inglaterra), y el cantante actuó en el concierto por el Jubileo de Diamante de la reina Isabel II, que en 1998 lo había nombrado caballero. También es uno de los hombres más ricos de su país, y su colección de arte y fotografía es tan apabullante que incluso protagonizó su propia exposición en la Tate Modern. Y, sin embargo, en una entrevista en 2016 aseguró que sus hijos solo reciben tres libras de paga: una para ahorrarla, otra para gastarla y otra para donarla.

Elton John, en Toronto, el pasado 25 de septiembre.Elton John, en Toronto, el pasado 25 de septiembre. GTRES

Además de por su película, Elton John está hoy de actualidad porque acaba de comenzar su gira de despedida de los escenarios, que constará de 300 conciertos en cinco continentes. El vestuario lo firma Gucci y, de hecho, el estilo extravagante del cantante en los 70 (con esos trajes brillantes, esas boas de plumas, esas gafas imposibles…) inspiró a Alessandro Michele la colección de verano 2018 de la firma. Rocketman no podía ser un biopic al uso, porque la vida en la que se inspira tampoco lo ha sido. Pero, a sus 71 años, Sir Elton quiere dedicarse a algo tan convencional como recoger a sus niños del colegio. “No quiero morir en la carretera —dijo a The Telegraph en 2016—. Quiero morir en casa, y quiero pasar un montón de tiempo con mis hijos antes de que eso pase”.

Elton John, una historia de excesos y adicciones

Se adhiere a los criterios de The Trust ProjectMás información >OtrosARCHIVADO EN:

Barcelona, 6 de Octubre de 2018


Sobre esta noticia

Autor:
Vanessa Lara Silva (1241 noticias)
Visitas:
1281
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.