Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

Inyectar más dinero no nos hará más ricos

4
- +
09/10/2019 02:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageSiempre que un banco central introduce una política monetaria barata, por regla general esto conduce a un auge económico, o prosperidad económica. Al menos esto es lo que la mayoría de los comentaristas sostienen. Sin embargo, si este es el caso, significa que una política monetaria fácil puede hacer crecer una economía.

Pero las políticas monetarias flexibles no generan crecimiento económico. Estas políticas ponen en marcha el desvío de los ahorros reales de los generadores de riqueza hacia los poseedores del dinero recién inyectado. Los ahorros reales, en lugar de apoyar a las personas que se especializan en la mejora y expansión de la infraestructura, son consumidos por varias personas que están empleadas en actividades que no generan ingresos.

Además, no todo el consumo es bueno. El consumo de ahorros reales por parte de las personas que participan en las mejoras y la expansión de la infraestructura es consumo productivo. Por el contrario, el consumo de ahorros reales por parte de los individuos que están empleados en actividades que no generan riqueza es un consumo no productivo.

Es el consumo no productivo el que sienta las bases para el debilitamiento de la infraestructura existente, debilitando así el crecimiento económico futuro. Por el contrario, el consumo productivo sienta las bases para una mejor infraestructura, lo que permite un mayor crecimiento económico en el futuro. Huelga decir que el consumo productivo conduce al aumento del nivel de vida de las personas, mientras que el consumo no productivo se traduce en una disminución del nivel de vida.

¿Por qué, entonces, se considera que una política monetaria flexible contribuye en gran medida al crecimiento económico?

Dado que el crecimiento económico se evalúa por medio del marco del producto interno bruto (PIB), que no es más que un volumen de negocios monetario, obviamente, cuando el banco central se embarca en el bombeo monetario (es decir, una política monetaria flexible), fortalece el volumen de negocios monetario de la economía y, por lo tanto, el PIB.

Después de deflactar el volumen de negocios monetario con un deflactor de precios dudoso, se obtiene el llamado PIB real. Por medio del PIB real, los economistas y otros expertos están supuestamente en condiciones de determinar el estado del crecimiento económico, o eso es lo que se hace. (Obsérvese que el aumento del volumen de negocios monetario debido al aumento de la oferta monetaria se considera que refleja el crecimiento económico). En este marco, no es de extrañar que las políticas de los bancos centrales sean un factor importante para poner en marcha un auge económico.

De esto, economistas y otros expertos concluyen que el banco central, al ser capaz de hacer crecer la economía, también puede asegurarse de que la economía siga la senda de crecimiento correcta. (La senda de crecimiento esbozada por los responsables de la formulación de políticas del banco central).

Siempre que la economía se desvíe del camino trazado por los responsables políticos de los bancos centrales y el Estado, tendrán la oportunidad de intervenir aumentando o ralentizando el ritmo del bombeo monetario.

La economía de esta manera de pensar se representa como una criatura indefensa que debe ser guiada por los burócratas omniscientes todo el tiempo. La pasividad de la criatura llamada economía también se refleja en el hecho de que la producción generada debe ser distribuida por los burócratas omniscientes. De hecho, uno tiene la impresión de que los burócratas supervisan todo el proceso de producción y que los individuos son entidades sumisas que casi no tienen nada que decir aquí.

Si las políticas monetarias flexibles del banco central son capaces de generar a través de la estadística del PIB el llamado crecimiento económico, entonces esto debe significar que una postura monetaria más restrictiva establece un quiebre económico.

La «caída económica» se asocia aquí con la liquidación de varias actividades no generadoras de riqueza. Es decir, la caída económica resulta en la reducción del consumo no productivo.

Nótese que un vehículo importante para establecer el ciclo de auge y caída es la existencia de la banca de reserva fraccionada, que a través de la expansión del dinero desde el aire establece un auge económico, mientras que a través de la contracción del dinero desde el aire establece un apuro económico.

Obsérvese que en la banca de reserva fraccionada surge una expansión de dinero de la nada debido a los préstamos sin dueño. Por consiguiente, cuando los bancos restringen los préstamos sin dueño, esto conduce a la contracción del dinero de la nada.

¿Pueden las políticas gubernamentales hacer crecer la economía?

Mientras que una política monetaria laxa, que resulta en un intercambio de nada por algo, no puede causar crecimiento económico, ¿puede decirse lo mismo sobre un aumento de los desembolsos del Estado? ¿No se traducirá en un fortalecimiento del crecimiento económico?

Dado que en el marco del PIB uno de los componentes son los desembolsos del gobierno, obviamente, una vez que haya un aumento de estos desembolsos, en igualdad de condiciones, tendremos un aumento del PIB y, por lo tanto, del llamado crecimiento económico.

Pero si el gobierno no es una entidad generadora de riqueza, ¿cómo puede un aumento de los desembolsos gubernamentales hacer crecer la economía? Varias personas que están empleadas por el gobierno esperan una compensación por su trabajo. Nótese que el gobierno puede pagar a estos individuos gravando a otros que todavía están generando riqueza real. Al hacer esto, el gobierno debilita el proceso de generación de riqueza y socava las perspectivas de crecimiento económico. (Ignoramos aquí los préstamos de los extranjeros).

Ahora bien, el estímulo fiscal podría «funcionar» si el flujo de ahorro real es lo suficientemente grande como para financiar las actividades del Estado, permitiendo al mismo tiempo una tasa de crecimiento positiva en las actividades del sector privado. (Obsérvese que el aumento global de la actividad económica real se atribuye en este caso erróneamente a la laxitud de la política fiscal del Estado).

Sin embargo, si el flujo de ahorro real está disminuyendo, entonces, independientemente de cualquier aumento de los desembolsos del Estado, la actividad económica real general no puede expandirse. En este caso, cuanto más gasta el Estado (es decir, cuanto más toma de los generadores de riqueza), más debilita las perspectivas de recuperación.

Así, cuando el gobierno, por medio de los impuestos, desvía el pan hacia sus propias actividades, el panadero tendrá menos pan a su disposición. Por consiguiente, el panadero no podrá obtener los servicios del fabricante del horno. En consecuencia, no será posible aumentar la producción de pan, en igualdad de condiciones.

A medida que aumenta el ritmo del gasto gubernamental, puede surgir una situación en la que el panadero no tenga suficiente pan para mantener la viabilidad del horno existente. (El panadero no tendrá suficiente pan para pagar los servicios de un técnico para mantener el horno existente). En consecuencia, su producción de pan disminuirá.

Del mismo modo, como resultado del aumento de los desembolsos del gobierno, otros generadores de riqueza tendrán menos ahorros reales a su disposición. Esto, a su vez, obstaculizará la producción de sus bienes y servicios y, a su vez, retrasará y no promoverá el crecimiento económico real global.

Como se puede ver, el aumento de los desembolsos del Estado llevará al debilitamiento del proceso de generación de riqueza en general.

Muchos comentaristas opinan que la reducción de los impuestos podría ser un catalizador importante para el fortalecimiento del crecimiento económico. Esto podría ser así si el gobierno también reduce sus gastos. Debe tenerse en cuenta que mientras los desembolsos del gobierno continúen creciendo, no será posible un recorte efectivo de los impuestos. Recuerde que la expansión de los desembolsos del Estado implica un aumento en la desviación de los ahorros reales de los generadores de riqueza hacia el Estado. Por lo tanto, un recorte efectivo de impuestos sólo puede surgir una vez que el Estado reduzca sus desembolsos.

Por ejemplo, el gobierno anuncia que reducirá el impuesto sobre la renta en un 5% al mismo tiempo que se prevé que los gastos aumenten en un 10%. Lo que importa aquí es que el gobierno requerirá aumentar la desviación de los ahorros reales en un 10% para apoyar el aumento de sus actividades.

No importa cómo vaya a recaudar el gobierno los ahorros reales requeridos: puede ser por medio de diversas formas de impuestos indirectos o por medio de préstamos o por medio del bombeo de dinero. La esencia de todo esto es que una vez que el gobierno requiera más ahorros reales, los obtendrá del sector privado generador de riqueza. Por lo tanto, en este caso, en lugar de tener un recorte de impuestos, lo que tenemos aquí es un aumento efectivo de la carga fiscal debido al aumento de los desembolsos del Estado.

Conclusión

Ni una política monetaria flexible ni una política fiscal de grandes gastos pueden hacer crecer una economía. Todo lo que estas políticas pueden hacer es redistribuir un determinado conjunto de ahorros reales de los generadores de riqueza hacia actividades no generadoras de riqueza. Por lo tanto, podemos concluir que tanto las políticas monetarias como las fiscales flexibles no pueden poner en marcha un auge económico, sino más bien un empobrecimiento económico.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1561 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
21
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.