Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

Metodologías Ágiles

13/05/2018 04:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sonia Pagés *CEO de Hub For Africa y docente en The Valley

Toda transformación en una empresa exige un proceso de cambio, tanto en la organización como en la cultura, los equipos y la propia reestructuración de las dinámicas de trabajo. La economía del conocimiento y la digitalización de las empresas es una realidad que va unida y, para algunas, afrontar ese reto será más fácil que para otras, dependiendo de su flexibilidad y adaptabilidad a los cambios.

Adoptar las herramientas adecuadas puede ser una garantía de éxito. Sin embargo, ¿están todas las empresas preparadas para ello? No siempre se puede seguir la misma dinámica y cada organización deberá definir un proceso propio; las metodologías se aplicarán si las condiciones lo permiten.

El objetivo de aplicar metodologías Agile debe ser articular un proceso, adaptado a nuestra empresa, sus circunstancias y las condiciones específicas del entorno, que encaja piezas según obtenemos datos y validamos conocimiento. Cuando las empresas apuestan por este sistema consiguen gestionar proyectos de forma eficaz reduciendo costes e incrementando su productividad. Estas metodologías se usan para minimizar los riesgos durante la realización de un proyecto, pero de manera colaborativa. Conceptos como la gestión de equipos, la búsqueda de maximización de los talentos en la organización y la capacidad de liderazgo son claves en este entorno, pues el equipo es el rey.

Se articulan a partir de cuatro valores fundamentales: los individuos por encima de los procesos, un software que funciona por encima de la burocracia, la colaboración con el cliente por encima del contrato y la respuesta al cambio por encima de ceñirse a un plan inicial.

A partir de ahí se definen 12 principios básicos, pero lo ágil está guiado por la visión y el valor aportado al cliente. Se trata de mejorar la satisfacción del cliente siendo conscientes de la implicación del equipo en el desarrollo de producto y en su motivación, ahorrar en tiempo y costes, aplicar una mayor velocidad a los procesos de producción y ser eficientes en cuanto se eliminan aquellas características innecesarias del producto.

Las dos metodologías más conocidas y aplicadas son Scrum y Kanban.

Scrum es un proceso para organizar proyectos en el que se aplica de manera regular un conjunto de buenas prácticas cuya base es trabajar de forma colaborativa para obtener el mejor resultado posible de un proyecto. Es útil cuando además tenemos equipos altamente productivos y está recomendada para el desarrollo de proyectos en entornos altamente cambiantes y donde la innovación, la competitividad, la flexibilidad y la productividad son imprescindibles.

Kanban es una técnica de gestión de tareas que permite comprobar a golpe de vista el estado de los proyectos, así como pautar el desarrollo del trabajo, indicando si está en curso, por iniciar o terminado.

El mundo cambia y las necesidades cambian. Las organizaciones tienen que adaptarse flexibilizando sus procesos para satisfacer las necesidades del cliente y mejorar las ratios de coste. Por ello las metodologías Agile son una buena opción. ¿Te apuntas a experimentar?


Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (773 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
1586
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.