Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Fiscalía de México acusa a militares de asesinar a 8 secuestradores

10/10/2014 14:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La fiscalía de México acusó a tres militares de asesinar al menos a ocho presuntos secuestradores cuando ya había concluido un enfrentamiento con un grupo de delincuentes en junio en Tlatlaya (centro), en lo que podría ser un caso de ejecuciones sumarias.

Este viernes, el fiscal general de México, Jesús Murillo Karam, reiteró que la mayoría de los 22 presuntos delincuentes muertos en esa ocasión cayó en el tiroteo con el Ejército, pero por primera vez apuntó cuántos de ellos fueron asesinados cuando ya había cesado el choque.

Tres militares emplearon armas de los delincuentes muertos para rematar a los "ocho últimos", que habían quedado con vida, reveló Murillo Karam en una entrevista con la emisora MVS Radio.

Los tres militares -un sargento y dos soldados- han sido acusados de "homicidio con agravantes" mientras que un teniente, que iba al mando del grupo, también será procesado "por encubrimiento".

El teniente "tenía la obligación de haber reportado a sus autoridades y a la nuestra las condiciones en que se dieron" los hechos, subrayó el fiscal, que recalcó que la investigación sigue abierta.

En un primer momento el Ejército informó que los 22 presuntos secuestradores habían muerto y un soldado había sido herido durante un enfrentamiento en el municipio de Tlatlaya, en la violenta región de Tierra Caliente, a 240 km de la capital.

En septiembre, la fiscalía tuvo que informar que estaba investigando el caso a raíz de que una testigo contradijo la versión oficial y dijo a la prensa que en el tiroteo sólo hubo un muerto y que los otros 21 fueron ejecutados a sangre fría después de rendirse.

Este caso generó un gran escándalo en México sobre las prácticas de las fuerzas de seguridad en el combate al crimen organizado, al que se sumó hace dos semanas la desaparición de 43 estudiantes después de ser tiroteados por policías locales y sicarios del narcotráfico en Iguala (sur).

Naciones Unidas llamó a las autoridades civiles de México a que lleguen hasta el final de lo que "podría ser un caso de ejecuciones sumarias" mientras Washington pidió una "revisión creíble" del caso por autoridades civiles.

La ONG internacional Human Rights Watch (HRW) alerta de que es muy posible que la responsabilidad de esta matanza llegue hasta mandos superiores a los detenidos.

El fiscal dijo el viernes, también por primera vez, que el Ejército le informó de irregularidades en el enfrentamiento pocos días después.

- Asesinados con sus propias armas -

Los cuatro acusados forman parte de un grupo de ocho militares que ya fueron detenidos por la justicia castrense por delitos en contra de la disciplina militar.

El fiscal dio este viernes más detalles de una investigación que ha tenido varios giros y de la que se van conociendo detalles a cuentagotas.

En primer lugar, esa unidad militar incumplió los protocolos al salir a patrullar con únicamente ocho efectivos cuando el mínimo son 11, señaló Murillo Karam.

La fiscalía asegura que esos soldados protagonizaron dos "etapas de disparos" con el grupo de presuntos secuestradores que estaba pertrechado en una bodega, en la que se dieron la mayoría de los muertos.

Al término del enfrentamiento, los soldados habrían matado a ocho sobrevivientes con "las armas de los propios muertos que estaban ya en el lugar", dijo Murillo Karam.

"Las balas que tenían (en el cuerpo) no pertenecían a las armas del Ejército y eso nos confundía mucho. Fue lo que más nos tardó en resolver", explicó.

- Versiones diferentes -

Según la fiscalía, la propia testigo que denunció la ejecución extrajudicial de 21 de los 22 muertos no sostuvo esta versión durante una declaración a la fiscalía esta semana, de la que no dio más detalles.

Se trata de la madre de una adolescente de 15 años que murió en este evento. La testigo logró sobrevivir al suceso junto a otras dos mujeres.

Defensa dijo en junio que estas tres mujeres estaban secuestradas por el grupo criminal pero la testigo lo niega.

Los cuatro acusados por la fiscalía "están a disposición del juez", que debe determinar si siguen en la prisión militar o son enviados a una civil.

"Ya los consigné pero tampoco puedo mandarlos a una prisión normal porque hay muchos allí consignados por el Ejército y pondría en riesgo sus vidas", señaló Murillo Karam.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha mantenido el amplio despliegue militar contra los cárteles de la droga lanzado en 2006 por su antecesor, Felipe Calderón, que originó una ola de violencia con más de 80.000 muertos y un aumento de las denuncias de graves abusos de soldados contra civiles.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1303
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.