Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bestard escriba una noticia?

¿Qué Pasa Si Haces Este Ejercicio Mental Todos Los Días?

19
- +
03/08/2020 04:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Te lo diré: • Tu vida se hará más ligera y productiva. • Aprovecharás más tu tiempo. • Tu estilo de vida te producirá mayor bienestar. Si te parece bien entonces lee el artículo

Seguro que no has terminado de leer el título y ya te estás preguntando:

¿Cuál es ese ejercicio y qué pasará si lo hago como está indicado?

Comenzaré enumerándote los beneficios:

  • Tu vida se hará más ligera y productiva.
  • Aprovecharás más tu tiempo.
  • Tu estilo de vida te producirá mayor bienestar.

Y una cosa más: Apreciarás a mayor grado el hecho de estar vivo.

Si te parece bien para empezar, entonces continúa leyendo.

Añadir es agregar, incrementar, sumar, aumentar, adicionar.

No sé si te has dado cuenta, pero a veces nuestra vida se convierte en eso: en un constante añadir.

Estamos constantemente sumando: posesiones, actividades, relaciones, pensamientos, etc., pero lo que no comprendemos es que el añadir no cambia la esencia de lo que somos.

Te lo ejemplifico:

A una tela le das un tinte, después le plasmas un dibujo encima del tinte y después confeccionas una prenda de vestir.

Todo eso es añadido porque la tela sigue siendo tela, nada de lo que has adicionado puede cambiar su esencia.

Por lo tanto, ten presente que a la vida le añades: actividades, deseos, sufrimientos, pero no por eso la estás cambiando.

La vida sigue siendo ese telón de fondo que permite las añadiduras y las transformaciones.

La vida sigue siendo la misma cuando tenías un cuerpo de niño, que ahora cuando tienes otro tipo de cuerpo.

Y hasta aquí no hay nada de perjudicial.

¿Cuándo es que este añadir se convierte en un peligro?

Cuando la atención, la focalización, la colocas más en el añadir que en asentarte y sentir ese telón de fondo.

¿Por qué?

Porque mientras más añades más te alejas esa fuente primordial, mientras más añades menos tiempo tienes para disfrutar de ese sentimiento universal, mientras más adicionas más te alejas de la tela.

Llegado a este punto del análisis podemos hacernos la siguiente pregunta:

¿Por qué desarrollamos la compulsión mental de añadir?

Porque hemos equivocado el camino. Queremos sentirnos vivos, pero en vez de ir a la esencia nos aferramos a lo que añadimos como si eso fuera la esencia.

Volvamos al ejemplo de la tela porque lo mismo pasa con nosotros.

Al añadir actividades y objetos siempre nos quedamos con esa necesidad de llegar a lo esencial: sentir la Vida a plenitud.

Siempre padecemos de esa Sed de Vida que muchas veces la confundimos con la creencia que para crecer hay que estar adicionando cosas a nuestra vida.

Es como bien señaló en unos versos Gustavo Adolfo Becker (aquí te los parafraseo):

“No son muertos los que en dulce calma

reposan de la tumba fría;

Hay muertos que tienen muerta el alma,

y viven todavía.”

Date cuenta que cualquier función o papel social que desempeñes es reemplazable.

Puedes ser el mejor médico, el mejor profesor, la mejor madre, etc.; pero cuando no estés; o te encuentres imposibilitado de desempeñar ese rol puede que alguien ocupe tu lugar y hasta lo haga mejor que tú.

En lo único que nadie te puede remplazar es en vivir, en existir.

Nadie puede desempeñar ese rol por ti.

Desafortunadamente la mayoría de la gente se esmera más en agregar e interpretar sus papeles sociales que en su propia existencia.

De esta forma vivimos entretenidos y morimos entretenidos.

¡Qué ciertas las palabras del cantante y filósofo argentino Facundo Cabral!: “¡No estás deprimida, estás entretenida”!

Por regla general tus tenencias te esclavizan, no te liberan

¡Sí!; estás entretenida en el añadir y no en sentir a la vida porque para mí la depresión es parte de ese entretenimiento.

Y esa distracción abarca casi todos los reglones. No solo le añadimos a nuestra vida social, sino también a nuestro ego.

Al ego le adicionamos: más títulos, más teorías, más trabajo, más comida, más de todo.

Es así como el círculo se cierra porque ocurre lo siguiente:

Cuando añades te alejas de sentirte realmente vivo, entonces caes en el tedio o en el malestar y para compensar ese aburrimiento; ¿qué haces?:

Sigues añadiendo.

UN APERITIVO: Como desprenderse de lo innecesario cuesta trabajo en el libro que pronto saldrá a la luz se explica cómo poder lograr esto aplicando uno de los principios básicos para no sufrir.

Ten presente esto:

1-Mientras menos necesidad tengas de añadir a tu vida más la vivirás en su estado puro, sencillo, pacífico pues cada cosa que añadas y no necesites puede convertirse en una complicación más o en un obstáculo para poder sentirla a plenitud.

2-Por regla general tus tenencias te esclavizan, no te liberan.

Es cierto que hay añadiduras que son funcionales y hay otras que son decorativas, pero son, a fin de cuentas, añadiduras.

Y el peligro está en que confundas el camino y te llegues a enviciar con las añadiduras y te conviertas en un adicto a añadir.

¿En qué consiste el ejercicio?

En que tengas en mente y te hagas constantemente estas dos preguntas:

1-Si esto que he añadido o quiero añadir a mi vida; me faltara: ¿qué pasaría?

2- ¿Es un deseo o una necesidad?

Quizás me preguntes: ¿Cuántas veces al día debo realizar el ejercicio?

Aunque te parezca mucho pedir te recomiendo que lo hagas cada vez que vayas a tomar una decisión.

¿Por qué?

Porque, aunque al principio te parezca tedioso y una pérdida de tiempo; con la práctica, tu mente ira desarrollando el hábito de utilizar esta valiosa herramienta y te irás haciendo diestro en tomar decisiones que te ahorrarán energías y te aportarán un estilo de vida más placentero, más saludable y más simple.

Unido a este ejercicio también te quiero brindar un consejo:

No te entretengas en añadir y enfócate más en sentir lo que eres. Ese es el camino que deberíamos desandar en nuestra vida social.

Termino con este sabio proverbio:

La persona verdaderamente feliz no es la que más tiene, sino la que menos necesita.

Si te sientes tentado a incorporar este estilo de vida déjame tus comentarios y cuéntame de tus experiencias al respecto.

Además, te recomiendo que indagues sobre el movimiento de los minimalistas.

Aquí te dejo dos vídeos; uno en español y otro en portugués que te aportan valiosa información al respecto.

Minimalista en portugués:

https://www.youtube.com/watch?v=ugUJM4IVVsw

Minimalista en español:

https://www.youtube.com/watch?v=9XSxuny7gHo

UNA ÚLTIMA COSA

Esto solo es para la familia MenVid, es decir para todos los suscritores de este sitio.

Es un reto y consiste en que cada uno comente de qué se ha podido desprender esta semana  que en realidad no necesitaba o que solo lo tenía acumulado.

Comienzo yo: Ayer domingo me deshice de un par de zapatos y unos audífonos.

Mientras más añades, más te alejas de la Vida

Y sigo pensando qué otras cosas en realidad no necesito.

MUCHAS GRACIAS.


Sobre esta noticia

Autor:
Bestard (90 noticias)
Visitas:
173
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.