×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

P.saavedraMiembro desde: 09/12/19

P.saavedra
248
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.888
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    50
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 5d

Llega un momento en el que los padres queremos recuperar nuestra cama y descansar tranquilamente. Pero esta puede ser una ardua tarea..

Si te andas preguntando a qué edad el niño debe dormir solo no te gustará conocer que desde que son bebés los niños deben dormir siempre en su propia cunita. Es decir nunca los deberemos introducir en la cama con nosotros. Esto se debe a que los niños, en cuando cumplan dos años, sentirán un apego muy fuerte hacia sus padres y no querrán volverse a separar. A partir de ese momento será mucho más complicado poner solución a dormir juntos en la cama.

Pero si el bebé ya ha comenzado a desde hace un tiempo a dormir con sus papás en la cama es importante establecer qué edad es mejor para que deje este hábito. Al principio puede parecer lo mejor para el niño, por determinadas pesadillas o miedos que dice experimentar, pero pasado un tiempo, tan solo destruirá el romanticismo y la pasión de la pareja y no dejamos que el niño madure y comience independizarse desde pequeño.

Si aún te encuentras reticente a permitir que tu pequeño deje vuestro colecho, es posible que este dato te aclare las ideas. Los niños que duermen solo, cuentan con un sueño más reparador. No solo eso, sino que duermen una media de 40 minutos más. También debemos tener en cuenta el factor por parte del niño. Es más que posible que estemos ya decididos a que duerman solitos y a medianoche se cuelen entre las sábanas buscando nuestro cobijo. Somos sus protectores y ellos mantienen aún un mundo fantástico donde existen los monstruos y les aterra.

Debemos aprender a afrontar los miedos

Esta decisión entre padre e hijos debe ser aborda mediante el diálogo y de forma moderada, paso tras paso el niño debe ir tomando conciencia de que debe irse a su cama y que allí se encuentra seguro. Podemos empezar por establecer unos límites o un máximo de días que pueden dormir en nuestra cama. Por ejemplo establecer uno o dos días a la semana para que puedan dormir con nosotros.

Así mismo también podemos establecer una serie de pautas recomendadas por la Psicóloga Carla Valverde en el artículo: “Niños que duermen con sus padres: 12 pautas para que prefieran su cama”, El País, 2018. El primero de los métodos que propone consiste en la preparación del niño previa a que se vaya a dormir. Por ejemplo, si tu pequeño suele destemplarse por la noche o despertarse, es importante aclimatar la situación posterior con antelación con una cena poco copiosa o crear un entorno agradable en la cama con las sabanas templadas.

Fomentar una rutina clara a la hora de ir a dormir es esencial para que la separación produzca de forma más sencilla. Los elementos que diferencia claramente esta rutina nocturna es la hora de ponerse el pijama, lavarse los dientes o leer un cuento. Así mismo, para desterrar el miedo del pequeño podemos servirnos de su peluche preferido, una luz encendida o algo que les recuerde a sus papás. Y por supuesto, no dudes en acudir a la ayuda de un especialista, si así lo precisas.

Este usuario no tiene más noticias