Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Tasajear la economía de Venezuela, es destruir nuestra paz interna y familiar

30/08/2019 21:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sigamos las orientaciones de Vladimir Putin sobre Venezuela y dediquémonos a trabajar, siendo un género responsable hacia la patria de Los Libertadores

Aventis

Los ciudadanos, siguen albergando ilusiones en el gobierno bolivariano y avistar un sueño que cambie su esperanza y que, dentro de nosotros surja alguna decisión que nos lleve a una acción concreta que permitan que las fantasías se materialicen en realidades. Una frase anónima reza: “Nunca desistas de un sueño, solo trata de ver las señales que te lleven a él”, así que la posibilidad de realizar un propósito personal no reside en ningún otro lugar que en cada ser humano. Cada sueño tiene un costo, entre más grande sea aquel, mayor es este. Lo importante es que cada quien posea la determinación y la voluntad de pagar ese precio y adoptar la disciplina para conquistarlo.

En nuestra idiosincrasia, hay una frase que lo describe bien: “A Dios rogando y con el mazo dando”, es decir, que lo que queremos solo será, si hacemos que sea. Es poco razonable desear algo con todas las fuerzas del corazón, si no acompañamos esa ilusión con las decisiones y acciones que pueden conducirnos a lograrlo. Comenzamos el tercer semestre en su intermedio de 2019, tenemos un mar de opciones al frente nuestro, y serán mayores y mejores entre más elevado sea nuestro compromiso para lograr que lo que anhelamos, se cumpla. 

Los venezolanos, indígenas y extranjeros; los brotes del árbol fecundo de la Ciudad Milagro que nos habló Hugo Chávez Frías, los que tenemos en común los mismos ancestros y tal vez – ojalá –, un sueño compartido: Un horizonte de futuro donde por fin – después de décadas de discusiones –, consolidemos una vocación propia y próspera, que nos brinde la ruta para trasegar los caminos hacia el mejoramiento en las condiciones de vida de las personas y la recuperación de la riqueza y el bienestar que en otros tiempos fueron la característica de esta zona de la geografía nacional y continental.

Cuando un pueblo tiene clara su identidad, se consolidan acuerdos sobre lo fundamental. Se honra la misma historia, se defienden iguales valores y se trabaja en unidad, en torno a proyectos de interés general; superando el egoísmo y las divisiones. Se respaldan las instituciones, se cuida y valora el patrimonio cultural, ecológico y arquitectónico, se recuerda el pasado, se acarician los ideales de futuro, se trabaja con armonía y convicción.

Simplemente, deseamos un cambio y una nueva Venezuela. El proceso para hacerlo, es ilustrado por el escritor Stephen Covey: “siembra un pensamiento, cosecha una acción, siembra una acción, cosecha un hábito, siembra un hábito, cosecha un carácter…” Una vez tenemos la convicción, podemos empezar a ejecutar una conducta, reiterarla hasta convertirla en hábito y luego, incorporarla en nuestro carácter como una cualidad, cultivada para ser mejor persona gracias a ella.

Invito al hombre de izquierda, en construir nuevos lenguajes y maneras de expresarnos. ¡Hay tantas palabras bellas que podemos incluir en nuestro vocabulario si queremos! ¡Tantas magníficas formas de decir cosas hermosas, que hagan sentir agrado a los demás y nos permitan expresarnos con más dulzura y cordialidad! Es solo cuestión de elegirlas en el vasto mundo del idioma y adoptarlas.

La corrupción ha minado al gobierno bolivariano, los adecos controlan los CLAPS

Solo, recordemos a Hugo Chávez Frías y sus recomendaciones en el Libro Azul. Te invito madurista que andes con “pie derecho”, con una “actitud de cambio” positiva, esperanzadora y constructiva… Esa es la invitación, en éste difícil momento para nuestra historia política

Es el momento de las reflexiones y de convivencia, tratarnos como hermanos y alcanzar la armonía interior y como vivir los unos al lado de los otros, sin hacernos daño, cuando hablemos de Paz y religiosidad seamos sinceros, es la manera de conquistar la armonía de nuestro mundo interior.

Hay que derrotar el continuismo. Ahora el compromiso, es derrotar la amenaza que representa para nuestra economía e institucionalidad el populismo. El modelo socialista que desean imponer en Venezuela, este discurso es delicado, todos deben trabajar por igual. Eso de gravar con más impuesto a los que trabajan para subsidiar a los que no trabajan y expropiar tierras y empresas es violatorio a la ley de nuestra vieja democracia y ya sabemos los resultados, dejemos la ingenuidad.

Qué ideas tan disparatadas e incoherentes las de algunos socialistas. Hablan de generar empleos y al mismo tiempo pretende acabar con quienes generan empleos.

Hay que dejarle los planes de inversión a gente eficiente, estos programas deben ser productivos, no permitiendo las contrataciones públicas a dedo. Y de paso, acabar con los millonarios contratos en pautas publicitarias, tiquetes aéreos, vehículos blindados y escoltas asignados a cientos de funcionarios y exfuncionarios públicos que no los requieren. ¿Para qué firmamos entonces un proceso de paz en su momento y ahora por no más Trump?

Indiscutiblemente, Maduro Moros tiene (de lejos) las mejores propuestas de gobierno para sacar a este país adelante. Ahora nos corresponde a nosotros ayudarlo a que esas propuestas las haga realidad. Pero sin los corruptos que manejan el Estado. La instauración de la memoria histórica nos conduce a que no cometamos los errores del pasado, y lo más importante a que las nuevas generaciones asuman también el compromiso de ser gestores de paz Es un momento de reflexión, de empatía hacia los que han sufrido en carne viva el conflicto venezolano y, esto hace grande el espíritu. Y de esa grandeza, sembrada poco a poco, la esperanza de un país no violento se erige con fuerza. Y eso es lo que deseamos todos. Como conquistar la verdadera paz interior, como estar sin turbaciones en un momento histórico tan complejo donde los problemas del trabajo nos agobian o la ausencia del mismo nos desespera… En un momento donde nos vemos enfrentados a toda clase de situaciones: Conflictos académicos, peleas con los vecinos, distanciamientos y hasta ruptura con la pareja, dificultades en la crianza de los hijos, falta de dinero, deudas que acosan, esterilidad espiritual… Tantas cosas que agobian a veces con mucha razón el alma humana. Ante esto, tres recomendaciones simples: La primera y más importante, poner la mirada y el corazón en Dios… Yo aún no encuentro como estar sereno sin su presencia que todo lo colma y lo ilumina, francamente no sé cómo hacen para trasegar la existencia con algo de sosiego, quienes no le han abierto la puerta de sus vidas.


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1221 noticias)
Visitas:
4090
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Primeros Ministros

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.