Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rocío Figueras escriba una noticia?

La vida familiar para la terapia auditiva-verbal

0
- +
05/10/2018 13:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una de las principales premisas del enfoque auditivo-verbal es que los padres y la familia en general son el modelo a seguir del lenguaje primario de sus hijos en los años preescolares. Tanto formal como informalmente, en sus interacciones diarias con sus hijos, usted y toda la familia que rodea al niño con implante coclear tienen la mayor oportunidad de impartir lenguaje. Si bien la lección diaria de los niños con sus padres es una parte integral de esta filosofía, no debe pasarse por alto todas las oportunidades de lenguaje presentes a lo largo del día. Las siguientes son algunas sugerencias para que toda la familia incorporen el aprendizaje del lenguaje en sus rutinas diarias.

.- Lavar los platos: el juego con agua es importante porque los niños deben quitarse los audífonos o el procesador del implante coclear mientras se bañan o nadan. Además de nombrar todos los platos y utensilios, el lenguaje involucrado en el lavado de platos incluye calor, frío, jabón, burbujas, mojado, seco, toalla, goteo, etc. Del mismo modo, bañar una muñeca en una bañera de juguete es una oportunidad estupenda de enseñar las partes del cuerpo .

.- Poner la mesa: esta es una fuente de información sobre platos y utensilios, servilletas, baberos, etc., y también para nombrar a las personas de la familia sobre quién se sienta en cada lugar.

.- Clasificar y doblar la ropa: el niño puede aprender los nombres de todos en la casa mientras clasifica la ropa, incluido el aprendizaje de la construcción del posesivo al hablar de "la camisa de papá, los pantalones de mamá", etc. Además, esta es una oportunidad maravillosa para hablar sobre Colores, tamaños, incluyendo largo y corto, grande y pequeño, comparaciones de más grande, más pequeño, etc.

.- Hacer las camas: Hay tanto lenguaje en esta tarea, como meter la ropa, la sábana, la manta, el edredón, el colchón, la cabeza y los pies de la cama, tirar con fuerza... Este lenguaje se debe aprender de forma natural.

.- Hacer y hornear galletas: Mientras hornea galletas, el padre o la madre puede describir todos los ingredientes y acciones, como verter, mezclar, batir, tamizar y también puede usar adjetivos como grumoso, gruesos, calientes...

.- Hora de la comida. La simple alimentación implica tomar decisiones. Además, los nombres de alimentos, platos y utensilios entran en juego nuevamente, al igual que los adjetivos, como los guisantes verdes, el queso naranja, los panqueques planos, las galletas redondas, las galletas duras y el pan blando.

.- Ir a la tienda o al centro comercial. Mientras está sentado en el asiento del carrito de compras, el niño es un "público cautivo". Esto es una oportunidad excelente para enseñar los nombres de los alimentos, y también palabras descriptivas, como plátanos largos y amarillos, naranjas redondas, cajas lisas, etc.

Además de incorporar el aprendizaje del idioma en las tareas y rutinas diarias, como se sugirió anteriormente, hay juegos y actividades divertidas que pueden jugar toda la familia y que ofrecen oportunidades de enseñanza.

Juegos de escondite. En las primeras etapas, los padres pueden ocultar un objeto en algún lugar de la casa y decirle al niño dónde encontrarlo, utilizando un lenguaje como "debajo de la almohada" o "detrás del sofá". A medida que el niño crece, el juego puede hacerse más difícil. y más abstracto como por ejemplo, "Está en algo que puede quemar".

Juegos de mesa: Además del lenguaje inherente en cada juego, jugar a estos juegos implica aprender a tomar turnos, una habilidad que es preliminar y vital para la conversación.

Libros: que pueden ir desde simples libros de dibujos hasta más elaborados con mucho texto y fotografías.

Hay muchas más actividades, más allá de las mencionadas. Además de las actividades diarias, jugar con juguetes contiene un alto potencial lingüístico.

La mayoría de los padres de hoy en día encuentran que simplemente no hay suficientes horas en el día para realizar todas las tareas que se deben realizar, como limpiar la casa, lavar la ropa o ir al supermercado, aparte también de un día completo de trabajo fuera del hogar . Por lo tanto, agregar a esta lista el convertirse en el maestro de lengua de sus hijos es desalentador.

Sin embargo, como lo demuestran las sugerencias anteriores, se puede desarrollar la mentalidad de que el lenguaje está en todas partes, esta tarea no solo es factible sino también placentera, brindando a toda la familia la oportunidad de compartir un tiempo valioso y hacer que el aprendizaje sea divertido para el niño. Los padres siempre son los maestros de lengua de sus hijos y tienen las herramientas necesarias.


Sobre esta noticia

Autor:
Rocío Figueras (111 noticias)
Fuente:
rofimo.com
Visitas:
27
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.